Vivir del OpenSource

Una discusión que más de un defensor del software libre y las licencias libres habrá tenido es si se puede vivir de un producto que se libera al mercado bajo GNU, Copyleft, etc. Multitud de siglas y extranjerismos que promulgan valores ciertamente altruistas, pero que no pueden evitar que nos hagamos una pregunta en un mundo dominado por el capitalismo y el libre mercado: ¿y yo qué gano?

La licencia GPL dice claramente que podemos obtener beneficio con un software liberado de esta manera (echa un vistazo aquí si no estás familizarizado con la filosofía OpenSource). En realidad, esta licencia se centra en dejar claro que podemos copiar y modificar un programa GPL sin necesidad de permiso expreso por parte del autor (pues la propia licencia lo especifica) y deberemos tener acceso al código fuente del mismo. Es decir, las entrañas del software, el conjunto de algoritmos y métodos que utiliza para resolver problemas.

La frase al final de la página lo deja bien claro: “Cuando se habla de software libre, es mejor evitar términos como: “regalar”, o “gratis”, porque esos términos implican que lo importante es el precio, y no la libertad”.

La gran diferencia entre el mundo de la informática y el mundo real a nivel económico se sustenta en el objeto de compra-venta. En el primer caso son bits, mientras que en el segundo traficamos con átomos. De sobra es conocida la facilidad que tienen los primeros para ser replicados a un coste nulo, algo que no ocurre con los átomos. Por lo tanto, establecer comparaciones entre un lado y otro de la cadena resulta odioso, ya que estas comparaciones siempre acabarán haciendo aguas por un lado o por otro.

Todo esto viene a raiz de una discusión que se ha iniciado en slashdot (la versión inglesa de barrapunto) sobre esta cuestión. Tras leerla, y despertar mi curiosidad al respecto, decidí navegar en busca de más información. He llegado a este interesante artículo vía Kriptópolis, que afirma que se pueden llegar a ingresar con facilidad 1.000 euros mensuales utilizando licencias GPL. ¿Mentira? ¿Verdad? Como en todo, lo mejor es leerlo para forjarse una opinión propia.

Saludos.